Sospecho que la mayoría del tiempo suelo tener los anteojos manchados. Y es que realmente no soy muy cuidadosa con ellos, suelo tocar las micas con los dedos o salpicarlos de agua, lo peor es que no noto que estén sucios hasta que se me dificulta la vista.

Creo que últimamente me he autoimpuesto en stand by en la vida y ahora no sé cómo salir de él ¿qué cómo me di cuenta? Muy fácil, ahora todo lo veo más complicado y con menos brillo que antes.

He dejado que se acumulen las preocupaciones, los pensamientos sin sentido, el desánimo, el conformismo y el miedo a lo que pueda pasar, todo esto me ha llevado a un camino en el que no vislumbró con claridad hacia dónde quiero ir

El día de hoy mi mamá ha tomado una decisión que cambiará su vida drasticamente y sus palabras fueron: “ahora estoy en paz conmigo y con mi vida”.

Cachetada con guante blanco.

Aquí es cuando mi cerebro se pone a trabajar y me dice necesitas dar ese paso y comenzar a tomar decisiones, salir de ese encasillamiento.

Y pues sí, así es como una vez más mis anteojos (y mi mamá) me dan una lección: si quiero ver con claridad el camino pues debo comenzar por limpiar lo acumulado y dar el siguiente paso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: