Y ahora, ¿qué más?

Hoy te encuentras en un lugar que quizá no esperabas, si te atreves a verlo con sinceridad, podrías darte cuenta que pese a la comodidad no es lo que esperas de tu vida.

Aunque por otro lado, quizá si te encuentres en ese lugar con el que tanto tiempo soñaste, haciendo algo que te gusta y pasando buenos días.

Pero sea cual sea el lugar donde te encuentres que responderías a la pregunta ¿y, ahora qué más?

Sí, ¿qué más hay? ¿qué más esperas? ¿qué más quieres? ¿qué más buscas?

Y es que suele pasar que cuando llegamos a un punto de comodidad, ya sea buena o simplemente conformista, nos olvidamos que aún hay mucho –muchisimo– por descubrir, aprender, conocer, ver, escuchar, crear, pensar… y un abanico enorme de posibilidades que nos regala el simple hecho de tener vida.

Si yo tuviera que responder ¿y, ahora qué más? la verdad es que estaría un poco confundida en mi respuesta, pues hay demasiadas cosas que se han convertido en mi qué más, pero de lo que si estoy segura es que no solo me quiero quedar con tener respuestas a esa pregunta, si no que quiero convertirlas en una cadena de hechos que demuestren que hay más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: