La cultura de “hay más peces en el agua”

¿A ti no te parece triste que a veces dejemos de tener contacto con personas que en algún instante llegaron a significarlo todo? Es extraño. Ya sé eso que se dice de que “la vida da muchas vueltas” y “la gente va y viene”, pero quizá no deberíamos verlo con tanta normalidad. Porqué a mí me asusta que el ser humano sea capaz de olvidar tan rápido. -Nosotros en la luna. Alice Kellen-

El mundo gira, gira, gira y gira… y cuando menos te das cuenta han pasado días, meses, años, mucho tiempo y a veces tan poco. Pareciese que al ser tan “rápido” el movimiento no logramos percatarnos de los pequeños (grandes) cambios que sufre cada individuo con el paso del tiempo.

Un día simplemente te levantas y no te apetece tomarte esa taza de café que te ha acompañado durante todas las mañanas, pero hoy no es el día para un café más. Quizá no lo notes enseguida a veces la monotonía esta tan marcada que no logras ver que algo ha faltado, ese pequeño detalle, y puede ser que lo notes o solo pase desapercibido y al día siguiente este de nuevo esa taza de café acompañándote en la mañana.

Pese al olor fuerte e inigualable del cafe a veces pasa y no lo notas, pero es extraño como puedes extrañar un msj en la mañana o en el transcurso del día cuando es algo intangible y a la vez con tanta presencia en nuestro día a día, que cuando hace falta se siente ese vacío.

Es verdad que la vida da muchas vueltas, que la gente va y viene, que nadie es indispensable, pero ¿en verdad somos tan desechables?

Vivimos en una época donde la incomunicación pareciese cosa del pasado pero si lo pensamos un poco “la incomunicación es el pan de cada día”, solemos dejar de lado relaciones reales por reacciones sociales.

Se convierte en “amigo” quien le da like a tu fotografia del día, y en “conocido” aquel amigo con quien antes compartías hasta el mínimo detalle, solo que ahora “alguno de los dos ha cambiado” y ya no hay mucho en común”.

Dejamos de enviar msj a alguien importante porque “esperamos” que la otra persona lo haga primero, no sea que piense que no tienes más “amigos”.

Dejamos morir relaciones porque deducimos que ya no encajamos con esa o aquella persona, como si no fuéramos capaces de empatizar.

Dejamos de buscar a alguien porque nos han enseñado que las relaciones son del 50%, cuando en verdad no siempre estamos a tope y hay día que solo damos 10% y pensamos que es desinterés, cuando en verdad una relación es del 100% y cada día variara el porcentaje que nos tocará dar.

Vivimos una cultura del “uso y desuso”, con una inmediatez en la creación de nuevas necesidades tan rápida que no tenemos tiempo ni de desgastar un par de zapatos hasta su punto limite, el problema que veo yo es que estamos trasladando esa cultura a nuestras relaciones, pensamos que al fin y al cabo “hay más peces en el agua”, lo que no vemos es que cada pez tiene algo único que estamos desaprovechando.

Quizá sea momento de escribir ese mensaje que llevamos tiempo postergando y descubrir aquello que nos ha faltado de esa persona, que no por nada, fue/es importante para nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: